¿Sabías que el consumo de azúcares altera la química cerebral? La consecuencia: depresión y obesidad

0
185

Las consecuencias de una elevada ingesta de azúcar se asocian con peligrosas condiciones para la salud. Conoce lo que dice la ciencia sobre las consecuencias del azúcar en el cerebro y el organismo, es la principal causa de obesidad, problemas cardiovasculares, trastornos de sueño y psicológicos

El estilo de vida que llevamos actualmente nos lleva a tomar algunas desiciones de salud de manera inconsciente, que degeneran nuestra salud y se ven reflejados en significativos deterioros para el organismo.

Es bien sabido que el azúcar esta catalogada como una sustancia altamente adictiva, esto se debe principalmente a que actúa directamente sobre los centros cerebrales del placer y la recompensa. La sociedad actual ha normalizado el consumo excesivo de azúcar, lo peligroso de esta situación es que en muchas ocasiones consumimos altos niveles de azúcares sin saberlo. La industria alimentaria ofrece productos altamente procesados y con un exorbitante contenido en azúcar, los alimentos que menos te imaginas contienen azúcares un buen ejemplo son los embutidos. 

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Michigan profundiza sobre los efectos del azúcar en el cerebro y ha encontrado que posterior al consumo de azúcar el organismo modifica el perfil de metabolitos que llegan al órgano. Los resultados son alarmantes ya que cerca de veinte metabolitos se ven afectados por la excesiva ingesta de azúcar. 

Un poco más sobre los efectos de la ingesta de azúcar …

El excesivo consumo de azúcar afecta el funcionamiento correcto del organismo mucho más de lo que te puedes imaginar y es un factor determinante en la calidad y esperanza de vida de las personas. Recientemente un estudio publicado en Nature Communications, comprobó que el consumo de azúcar se relaciona con la reducción de dos importantes metabolitos, a los que se les atribuyen acciones benéficas para la salud: ácido quinurénico y el n-acetil aspartato, la disminución de estas sustancias se asocia con un incremento en el apetito y estados depresivos. 

Gran parte de los problemas de salud que existen actualmente se derivan de un alto consumo de azúcar, es importante mencionar que el verdadero peligro se encuentra sobretodo en los azúcares libres, los monosacáridos y los disacáridos los cuales normalmente son añadidos por los fabricantes.

La Organización Mundial de Salud (OMS) ya advirtió sobre su gran preocupación en este tema, la cantidad de azúcar recomendada para tener una nutrición saludable debe de ser por debajo de los 25 gramos y no debe de superar el 5 % de la ingesta calórica diaria; existen datos alarmantes en los que se estima que el consumo por persona al día puede llegar a triplicarse y a la larga las consecuencias son devastadoras. 

  • Enfermedades dentales: El azúcar ataca de manera directa a los dientes, es la principal causa de caries. El azúcar alimenta a las bacterias y las ayuda a destruir el tejido dental. 
  • Obesidad: El excesivo consumo de azúcar es el factor primordial para el sobrepeso y la obesidad, y los problemas de salud que se derivan de estas condiciones como son la diabetes, problemas en el funcionamiento de la tiroides, hígado grasodepresión, apatía, hipertensión, problemas cardíacos, trastornos en el sueño, altos niveles de colesterol y triglicéridos, entre muchos otros.
  • Enfermedades cardiovasculares: El azúcar se asocia como un importante factor de riesgo para todo tipo de problemas cardiovasculares, como son los ataques al miocardio, infartos, arritmias, enfermedad coronaria e hipertensión. 
  • Problemas psicológicos: El azúcar es una sustancia adictiva que altera al sistema nervioso, se deriva en padecimientos como nerviosismo, depresión, estrés, ansiedad, problemas de memoria y concentración, entre otros.

La lista de consecuencias médicas derivadas del excesivo consumo de azúcar sigue, sin embargo vale la pena tomar el control de la situación y tomar decisiones inteligentes que nos ayuden a disminuir el consumo de azúcar. Recuerda que “somos lo que comemos”, procura preparar tus comidas de manera casera, optimiza el uso de productos de temporada, evita a toda costa el consumo de productos procesados, realiza actividad física, aumenta tu consumo en líquidos naturales 

¡Decide vivir mejor!

Comentarios