Razones para ver ‘Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings’

0
39
Foto: @shangchi

Una nueva faceta se expande por el universo cinematográfico de Marvel. Todos los Avengers que pelearon contra Thanos se han dispersado, algunos se han ido para siempre y como era de esperarse, nuevos protagonistas se suman a la causa como importantes e inesperados aliados. Como seguro ya sabrán, uno de ellos llega a la pantalla grande con Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings.

Con su nueva película, Marvel Studios incorpora a un nuevo héroe y a un importante puñado de socios de cara al futuro de sus franquicias. ¿Y qué creen? Ya pudimos echarle un vistazo a la cinta, así que debemos decirlo: es épica en todos los sentidos. Entonces, aquellos que tienen el hype a tope, posiblemente verán cumplidas sus expectativas.

Y quienes tal vez no tenían en el largometraje en el radar, bueno, si le dan una oportunidad, seguro pasarán un rato emocionante. Sea como sea y para que se animen a entrarle, acá les damos cinco razones para no perderse esta entrega.


Foto: Marvel Studios

Secuencias de combate espectaculares

Primero lo primero… De algo pueden estar seguros: Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings está plagada -en el buen sentido- de secuencias de acción espectaculares e intensas. Las artes marciales son el aliciente de la mayoría de los combates que vemos y aunque en ese estricto sentido hay algunos clichés clásicos -ya saben, la horda de matones que rodean al héroe- de películas de acción, lo genial es que se sienten refrescantes.

En ese punto, hay que decir que las tomas de cámara y las coreografías se destacan mucho. Pero, si hay un aspecto que deberíamos resaltar aunque parezca mínimo respecto a las secuencias de pelea, son los escenarios donde se desenvuelven. No importa si es un trolebús en movimiento o una tierra mística; en cualquier lugar, los combates son ágiles, frenéticos y emocionantes.

Marvel lanza el primer vistazo a 'Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings'

Foto: Marvel Studios

El villano de ‘Shang-Chi’ es realmente interesante

Sí, lo sabemos: muchos fanáticos -si no es que todos- quedaron bastante decepcionados con la representación de El Mandarín en Iron Man 3. Para todos fue una sorpresa descubrir de qué se trataba toda esa parafernalia que al final, nos hizo sentir que se había desperdiciado a un villano icónico… y ahí es donde radica otro punto importante de Shang-Chi.

Si bien no se le menciona con ese nombre en la película, se da a entender que el personaje de Wenwu (magistralmente interpretado por Tony Leung) es la encarnación cinematográfica de este clásico antagonista de los cómics, mismo que lidera a la organización terrorista Diez Anillos. Y en la nueva cinta, este poderoso líder -afortunadamente para la trama y para nosotros- tiene grandes motivaciones para hacer de las suyas.

Tony Leung lo hace de maravilla en el papel pues no es un villano estereotipado ni es el clásico ‘maloso’ cuyo objetivo es la dominación del mundo porque, de cierto modo, esa parte ya la consiguió (no les diremos por qué, ja). Tampoco es un antagonista que luzca imponente en el aspecto físico o que se le note desquiciado; es más bien un sujeto sutil, humanamente de carácter serio y hasta elegante.

Ahí radica otro aspecto importante de su condición como villano: sus motivaciones se basan en emociones humanas, en las tragedias que acarrea de su pasado y en términos generales, de las ganas por apaciguar el dolor en su corazón. Ese el equilibrio entre villano con habilidades extraordinarias que no ha perdido su humanidad.

5 razones para ver 'Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings'

Tony Leung como Wenwu. Foto: Marvel Studios.

Un bello retrato de las culturas asiáticas

En los cómics, se sabe bien que Shang-Chi es un artista marcial entrenado en diversos estilos de combate chinos, esencialmente el kung-fu. Marvel Studio hizo una apuesta arriesgada pero acertada en el desarrollo no solo de la tradición de las artes marciales, sino de varios aspectos de la cultura china y asiática en general.

Y es cierto que tal vez no se ahondó tanto en esas fibras culturales, pero lo que la casa productora incorporó en esa parte, no se siente forzado en absoluto. Bien dicen que ‘menos es más’. Y debemos decirlo: el sentido del honor que regularmente se trastoca demasiado en Hollywood cuando hablamos de películas de acción y artes marciales, aquí también está presente… pero no es el elemento sustancial ni es una motivación de los personajes que se recalque a cada rato. Es más, es un aspecto que aparece por ahí, de manera indirecta.

La parte mitológica, la fantasía y el sentido del misticismo también funcionan y convergen bien tanto con la acción como con el argumento de la película. Destacable además el hecho de que una gran cantidad de diálogos se grabaron en chino y no se se dejó todo en inglés.

Y sí: también hay espacio para una pequeña crítica -camuflada de gran manera con humor- sobre todas esas personas que suelen estereotipar a las personas de origen asiático.

5 razones para ver 'Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings'

Simu Liu como Shang-Chi. Foto: Marvel Studios.

Las escenas post-créditos y las apariciones especiales en ‘Shang-Chi’

Tranquil@s que no les vamos a spoilear los post-créditos. Lo que si les va a servir saber, es que hay dos escenas más para las que deberán aguantar un poco más en la sala de cine. Dicho esto, la primera es sencilla pero les volará la cabeza con la aparición de algunos personajes importantes de las fases pasadas, quienes le dan la bienvenida al nuevo héroe a este circo loco llamado ‘universo cinematográfico de Marvel’ (bueno, no se lo dicen textualmente así, pero ustedes entienden).

Por otro lado, en el transcurso de la cinta, se encontrarán algunos easter eggs que despertarán la nostalgia de las entregas pasadas. Son momentáneas, eso sí, pero está cool verles por ahí. Ya hacia el final de Shang-Chi, hay un personaje que regresa y que les hará pasar un rato muy agradable con toda su inocente irreverencia.

Marvel lanza el primer vistazo a 'Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings'

Foto: Marvel Studios

Un héroe diferente y una lección importante

En este punto, es importante resaltar el hecho de que Shang- Chi and the Legend of the Ten Rings se trata de la primera película de Marvel Studios en la que el protagonista es de origen asiático. Y no solo él, sino todos los personajes principales. Y si ya destacamos a Tony Leung como el antagonista, debemos resaltar también el trabajo actoral de Awkwafina como Katy, la mejor amiga del héroe, siendo ella la que se roba la parte cómica en todo momento. Muy carismática.

Y aunque Simu Liu hace un estupendo trabajo como Shang/Shaun, la actriz Meng’er Zhang complementa al elenco principal como Xialing, la hermana ruda y cool del protagonista. Todos y cada uno de los miembros del elenco brillan; no hay uno solo del reparto principal que no destaque.

Ahora bien, para finalizar, la importancia de Shang-Li en el MCU es que no es un personaje que tenga ambición de ser un superhéroe en definitiva. No es como el Capitán América, Iron Man o Thor que sabían de alguna manera cuál era su compromiso con el mundo dadas sus habilidades. Shang es un chico, sí con habilidades sorprendentes, que solo pretende escapar de su trágica y antigua vida. Sin embargo, su tormentoso pasado lo alcanza y es hora de enfrentarlo.

Fuente: Sopitas

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here