Los beneficios de los aceites esenciales en los niños

0
286

Inhalar los aromas adecuados, además de ayudarnos a superar ciertas dolencias, también puede hacernos la vida más placentera. Y a ellos les hace sentir mucho mejor. ¿Los conoces?

El uso de aceites esenciales cada vez está más extendido. Poner unas gotas del aceite esencial del árbol de té en el champú de los niños para ahuyentar los piojos, o hacer un masaje en la barriga del bebé para calmar los cólicos con una mezcla de aceite vegetal y unas gotas de aceite esencial de manzanilla, se están convirtiendo en prácticas cotidianas.

Tienen poder tanto de curación como de prevención de ciertas enfermedades o desequilibrios orgánicos, pero es necesario estar asesorado por una persona especialista en la materia –aromaterapeuta– para asegurarnos de que hacemos un uso apropiado, porque no son inofensivos y pueden ocasionar efectos no deseados.

ACEITES ESENCIALES: UN TRATAMIENTO CON HISTORIA

La aromaterapia se define como el uso terapéutico de los aceites esenciales que se extraen de las plantas medicinales aromáticas, los cuales se pueden administrar por inhalación, mediante aplicación tópica o por vía oral, aunque en este último caso aún es más importante que lo prescriba un especialista.

Esta técnica no es ningún descubrimiento moderno: en China, Egipto o la India, los aceites esenciales ya se utilizaban con fines curativos desde la Antigüedad; es más, los egipcios también los empleaban en los procesos de momificación de sus muertos.

Sin embargo, esta sabiduría se quedó en el olvido durante años hasta que el ingeniero químico francés R. M. Gattefossé –considerado como uno de los padres de la aromaterapia– empezó a estudiar sus propiedades y aplicaciones en la salud de las personas.

Su interés surgió el día en que se quemó la mano en una explosión que se produjo en el laboratorio de perfumes donde trabajaba, y por instinto metió la mano en un recipiente con aceite esencial de lavanda que tenía cerca. Al sentir que el dolor remitió instantáneamente y que las heridas se curaron con gran rapidez, comenzó a investigar.

COMPONENTES CARACTERÍSTICOS DE ESTOS ACEITES

Las plantas medicinales de una misma especie botánica cambian la proporción de sus componentes en función de la época del año, la exposición al sol, las características del suelo donde crecen…

Por esta razón, los aceites esenciales que usemos han de estar quimiotipados, es decir, deben indicar la composición y la cantidad de moléculas que lo integran, porque así su acción terapéutica será más precisa.

Los aceites esenciales deben indicar la composición y la cantidad de moléculas que lo integran

Y es que un mismo aceite esencial puede tener diferentes utilidades según sus quimiotipos. Por ejemplo, el Thymus vulgaris QT timol tiene propiedades antiinfecciosas, mientras que con quimiotipo tuyanol tiene un efecto bactericida y viricida.

Además, sus precios suelen ser elevados porque según su origen se necesitarán grandes cantidades de flores, semillas… Este es el caso de la rosa de Damasco, de la que se requiere entre 3.000 y 4.000 kg de pétalos para obtener un litro de su aceite esencial. En cambio, de flores de lavanda solo se necesitarían 150 kg.

EL OLOR DE LOS RECUERDOS

Los olores nos acompañan a lo largo de toda la vida y tienen un papel muy importante para nuestro bienestar. Las diferentes moléculas olorosas volátiles penetran en las fosas nasales y se transforman en impulsos nerviosos que llegan al bulbo olfatorio, una región del cerebro que pertenece al sistema límbico.

De esta zona surgen las respuestas intuitivas y automáticas, pero al estar conectada con la corteza cerebral, también influye en las respuestas más complejas.

Los olores nos acompañan a lo largo de toda la vida y tienen un papel muy importante en nuestro bienestar

Por eso, un olor puede hacernos huir de un lugar si nos recuerda algo desagradable o, por el contrario, aportarnos alegría si nos conecta con un recuerdo feliz.

Asimismo, al estar en contacto con la hipófisis y el hipotálamo –centros de regulación hormonal– también actúa a nivel físico, ayudándonos a aumentar las defensas del organismo o a relajarnos.

Comentarios