La enigmática Zona del Silencio, orgullo de nuestro estado

0
116

La famosa Zona del Silencio en Chihuahua, es conocida por las leyendas que incluyen teorías de este mundo y del espacio exterior.

(Google Images)

Fuentes: blog.expedia.com/souvenir.com.mx/visitachihuahua.com

La Zona del Silencio se encuentra en el desierto de Chihuahua y se le ha llamado así porque es imposible escuchar cualquier ruido en el área. Además, los visitantes pueden ver algunas especies animales y de plantas muy raras como el cactus morado o una especie de tortuga de desierto un tanto deforme. Cualquier señal de radio se pierde en esta zona por lo que los autos, aviones y otro tipo de vehículos se deben quedar fuera del área.

Otra cosa que hace interesante a la Zona del Silencio son los innumerables reportes de actividad extraterrestre. Desde mediados del siglo XIX, varios granjeros y trabajadores cercanos a la zona han reportado experiencias de este tipo.

Se encuentra en el centro del Bolsón de Mapimí entre los estados de Chihuahua (En el municipio de Jiménez), Durango y Coahuila. La zona del silencio posee un aura de misticismo y leyendas pues al entrar a este lugar comenzaras a notar que las brújulas fallan al igual que los relojes y las radios dejan de funcionar. Esto se debe a que las ondas hertzianas no se transmiten como lo hacen en el resto del planeta.

(lomejordedurango.com)

Las leyendas de este peculiar lugar comenzarían después de un extraordinario suceso que marcaría la historia.

En julio de 1970, un misil de pruebas “Athena” lanzado desde una base militar cerca de Green River (Utah), en dirección al polígono de WSMR, perdió el control y cayó en esta zona. El cohete transportaba dos pequeños contenedores de cobalto 57, un elemento radiactivo. Inmediatamente, un equipo de especialistas llegó para buscar el misil. La búsqueda, por tierra y aire duró tres semanas.

Bolsón de Mapimí. (Foto: Francisco Enrique Camacho Mezquita)

Cuando finalmente se localizó el cohete, se dice que se construyó una carretera, otras fuentes dicen que fue una vía férrea para transportar los restos y una pequeña cantidad de tierra contaminada. Como resultado de las operaciones de rescate de la Fuerza Aérea estadounidense, surgieron varios mitos e historias sobre el área, incluyendo “extrañas anomalías magnéticas que impiden la transmisión por radio y hasta visitas extraterrestres”.

Se dice que el trabajo para rescatar los restos fue tan bien disimulado que las personas que vivían relativamente cerca jamás se dieron cuenta del proceso del rescate.

Problemas con señales de radio y accidentes aéreos

El primer caso documentado en la Zona del Silencio se dio en 1930 cuando un aviador mexicano, Francisco Sarabia, reportó que su radio dejó de funcionar al entrar a esta área. A pesar de este y otros accidentes, la Zona del Silencio no atrajo la atención hasta 1970 cuando un misil lanzado con otro objetivo fue atraído y explotado sin ninguna explicación en el área.
Cuando el ejército acudió a ver qué había pasado se dieron cuenta de que en el área no funcionan las transmisiones de radio. Para investigar qué había pasado, tomaron muestras de tierra, animales y plantas para estudiarlas.
Años después, una parte de uno de cohetes Apollo de los Estados Unidos también cayó en la Zona del Silencio. Esto ocasionó que el gobierno estadounidense también hiciera una investigación de las características especiales de la zona. Ellos descubrieron que no solo las señales de radio no funcionan en el área. Tampoco lo hacen la televisión, ondas cortas, microondas o señales satelitales.

(TuriMexico.xom)

Avistamientos de OVNIs en la zona

Si siempre has querido ver un ovni, la Zona del Silencio puede ofrecerte esa posibilidad. De acuerdo con los testimonios de muchos viajeros que han recorrido la Zona es muy común ver luces extrañas y objetos voladores.
También existen reportes de objetos que permanecen varados en el aire por varias horas durante la noche, que cambian de color o que atraviesan el cielo a gran velocidad.
Sin duda, se trata de una buena opción para quienes buscan comprobar si en verdad existen estos fenómenos.

(Google Images)

Llegar a la Zona del Silencio

Por las características propias de la Zona del Silencio se trata de un lugar que solo puedes visitar y recorrer, más no alojarte ahí.
Para llegar necesitas dirigirte al norte desde Torreón, Coahuila. Después avanzas por la Autopista #45 hasta pasar el camino a Mapimi.
En caso de que estés en Chihuahua, debes tomar la carretera al sur hasta la Autopista #45. Ahí tomas el camino principal que reconocerás porque es muy transitado por camiones de carga. Debes seguir hasta encontrar el letrero que diga “Zona”.
Una vez que llegues a la entrada de la Zona del Silencio deberás dejar tu auto y continuar a pie. Toma en cuenta que no servirán las brújulas, relojes ni radios. Por esto, te recomendamos que contrates los servicios de un guía para evitar perderte.
Para alojarte, te recomendamos un buen hotel familiar en Torreón o un hotel cerca del aeropuerto de Chihuahua. Estas dos ciudades te ofrecen atractivos muy particulares que vale la pena ver y están muy cerca de la Zona del Silencio.

Comentarios