La Banda Sensación que se Niega a Dejar Morir al Rock Fontaines D.C.

0
196

Desde hace algunos años y viendo las frecuentes tendencias musicales que apuntan hacia lo urbano y la electrónica, muchas personas han afirmado que el rock está muriendo y hay algo de verdad en sus palabras. El ejemplo más grande son las ceremonias de premios, principalmente los Grammy, donde cada vez vemos menos artistas con una guitarra, bajo o detrás de una batería. Para fortuna de todos los que aman el género les tenemos una buena noticia pues hay una banda que a guitarrazos nos ha demostrado que esta afirmación es completamente falsa, Fontaines D.C. 

Irlanda, para ser exactos Dublín, le ha dado al mundo diversos grupos importantes como Thin Lizzy, U2 o Kodaline, sin embargo ninguna se atrevió a mostrar con sus canciones el lado crudo y sucio de aquella ciudad, cosa que Fontaines D.C. capturó a la perfección. Los miembros de la banda, Carlos O’Connell, Conor Curley, Conor Deegan, Grian Chatten y Tom Coll se conocieron en esa ciudad mientras asistían a la universidad de música y se unieron gracias a su mutua pasión por la poesía.

Tomando la base rockera combinada con el post-punk, Fontaines D.C. comenzó a componer sus primeras rolas en 2017 llenas de furia y mucha sinceridad, un año más tarde ya estaban de tour por todo Irlanda y algunas partes de Inglaterra, llegando literal a cualquier lugar (ya sea un bar, sótano, donde fuera) para poder tocar y hacer que la gente se enamorara de su sonido y lo consiguieron. Así como muchos artistas que se dieron a conocer gracias a MySpace y otras redes sociales, la música de esta banda pasó de voz en voz hasta llegar a plataformas digitales pero era inevitable, a finales de 2018 y principios de 2019 la bomba explotó y el mundo necesitaba saber quiénes eran ellos. 

Con un conjunto de rolas bastante amarradas y llenas de actitud la banda entró al estudio junto a Dan Carey (el productor de bandas como Bloc Party, Bat for Lashes, Yeasayer, Franz Ferdinand y muchos más) para grabar lo que sería su álbum debut llamado simplemente Dogrel. Desde antes de su lanzamiento este material causó mucha expectativa porque en vivo son dinamita pura pero faltaba que pasaran por la primera prueba de fuego y lo consiguieron con creces.

Se trata de una colección de 11 canciones contundentes en las que la banda nos habla sobre la inconformidad, crecer, los estragos del Brexit, vivir en medio del peligro y muchos temas más combinados con ese toque poético que tanto les encanta. El resultado fue un disco que no solo los proyectó a nivel mundial, sino que también les valió ser considerados para varios premios importantes como el Mercury Prize de 2019. 

En rolas como “Liberty Belle” nos muestran su lado más relajado y divertido pero esto cambia repentinamente con temas como “Hurricane Laughter” o “Chequeless Reckless” en donde dejan salir su lado más salvaje. Aunque parece ser un disco ponchado y lleno de sonidos densos, nos engañan por completo pues también encontramos canciones que le tiran al folk como “Boys in the Better Land” o en “Big” en la que ofrecen un retrato amargo de su ciudad aunque también dejan muy claro una cosa, aunque su infancia fue pequeña, van a ser grandes y lo están consiguiendo.

Desde que se convirtieron en una sensación han tocado en los festivales más importantes del mundo como Glastonbury e incluso dieron un show bastante underground pero que fue sold out en la CDMX y este año parece que será el indicado para ver cómo se terminarán de consagrar, llevando su sonido a todos los rincones de este planeta como el festival Primavera Sound en Barcelona. Puede que muchas personas piensen que las bandas están muertas pero sin duda escuchar a Fontaines D.C. es aire fresco en medio de una industria en la que el rock ha perdido terreno, sin embargo ellos nos dejan muy claro que este género solo está dormido y necesita riffs potentes para despertar.

Comentarios