Grandes Personalidades Nacidas en el Norte

0
265

Por Pablo Queipo V.

Anthony Quinn

Soberbiamente ha habido y hay muchas mujeres y hombres que han llevado en todo lo alto y con orgullo su origen y su valía como estadistas, actores, pintores, escultores, escritores, deportistas y cantantes.

En eta ocasión hablaremos de Anthony Queen, gran actor ganador del Oscar en un par de ocasiones y que nunca, durante toda su vida negó su origen chihuahuense.

Antonio Rodolfo Quinn Oaxaca, nació el 21 de abril de 1915, en Chihuahua, México, pero su familia se instaló en los Ángeles poco después de su nacimiento. La carrera interpretativa de Quinn comenzó en 1936 en una obra con Mae West.

Ganó dos Oscar, en 1952, a mejor actor de reparto por su papel en: “Viva Zapata!”, y en 1956 en: “Lust for Life”. De esta manera se convertiría en el primer actor nacido en México en ganar un Oscar.

También tuvo papeles memorables en “Nuestra Señora de Paris” (1956), como Quasimodo, el jorobado enamorado; “Zorba el griego” (1964), “Barrabas” (1961), y “Lawrence de Arabia” (1962), entre muchas otras películas.

De joven soñaba con ser arquitecto. Pronto emigró a Estados Unidos para ganarse la vida como pintor. Trabajó como carnicero, boxeador y predicador, además de dibujante. A los once años ganó una competencia estatal de escultura con el busto de Abraham Lincoln. Años después obtuvo una beca para estudiar arquitectura con el famoso arquitecto Frank Lloyd Wright, con quien mantuvo una estrecha relación. Fue Lloyd Wright quien le pagó la cirugía para corregirle un impedimento al hablar y quien le recomendó que tomara clases de actuación, pero un trabajo tan técnico dejó paso a aspiraciones profesionales más físicas, como ser marino mercante.

Contrajo matrimonio con la hija adoptiva de De Mille, Katherine con quien coprotagonizó “Black Gold” en 1947. Katherine le dio sus tres primeros hijos.

A principios de los años cuarenta se nacionalizó estadounidense y en 1947 Elia Kazan se fijó en él en una representación en Broadway de “Un Tranvía Llamado Deseo”. Más tarde, en 1951, lo eligió para que personificara a Eufemio Zapata, al año siguiente la Academia le premiaría con un Oscar por su soberbio papel en “¡Viva Zapata!” El segundo Oscar lo obtuvo por su interpretación como el pintor Paul Gauguin en “Lutz for Life”, de 1956, misma que narra la historia del pintor Vincent Van Gogh.

El 3 de junio de 2001, una neumonía segó la vida de Anthony Quinn, dejando tras de sí trece hijos, tres esposas, dos Oscar y más de ciento cincuenta películas.

Comentarios