Estoy aquí para dar una prueba de vida, señaló Springsteen

0
112
Bruce Springsteen en el espectáculo 'Springsteen in Broadway'AP

Nueva York.- En otra señal del renacimiento del entretenimiento en vivo lo dio Bruce Springsteen en su regreso a Broadway este fin de semana, reviviendo con su guitarra un espectáculo que incluyó a un miembro de su E Street Band y al gobernador de su estado natal.

‘The Boss’ concluyó su temporada en diciembre de 2018 después de 236 funciones, pero decidió regresar para una serie de verano antes de que la mayoría de los espectáculos de Broadway regresen en septiembre.

El duro rocanrolero estaba evidentemente emocionado y se secó las lágrimas hacia el final del show, donde mezcló recuerdos personales con interpretaciones de sus canciones.

Cada semana trae nueva evidencia de la reanudación de la vida en el entretenimiento después de una pausa de 15 meses debido al coronavirus. Se están agendando festivales y giras de conciertos, y Springsteen planea llevar a su banda de tour el próximo año. Los Foo Fighters reabrieron el Madison Square Garden de la Gran Manzana con un concierto catártico el 20 de junio.

AP

Emocionados de estar de regreso, los fans vitoreaban tanto las palabras de Springsteen que tuvo que decirles profanamente que se calmaran para que el espectáculo no se prolongara toda la noche. Su guitarrista de toda la vida, Steven Van Zandt, recibió una ovación de pie cuando se sentó entre el público. El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, y el secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, también estaban entre el público.

Springsteen abordó la crispación política en EE. UU. y comentó que “la supervivencia de la democracia está profundamente amenazada”, mientras que incluyó su nuevo tema ‘American Skin (41 Shots)’, sobre la brutalidad policial en el caso del afroamericano asesinado en 1999 Amadou Diallo.

Los asistentes tuvieron que mostrar prueba de vacunación para ingresar al Teatro St. James. Eso atrajo a un puñado de manifestantes contra la vacunación que se reunieron en la entrada y se quejaron de que Springsteen estaba promoviendo la segregación.

En el interior, la asistente Gina Zabinski de Wyomissing, de Pensilvania, dijo que sintió increíble escuchar música en vivo nuevamente. “Voy a llorar”, dijo.

AP

Comentarios