ENFRENTAN CON INGENIO LA PANDEMIA: TERRAZA PISO CUATRO

0
354

TERRAZA PISO CUATRO SE CONVIERTE EN ESCUELA ONLINE DE COCINA 

 El hot spot de Zona Esmeralda ofreció clases a sus comensales durante cuarentena. 

* Hoy cuenta con arcos y carritos sanitizantes: su personal nunca toca los cubiertos. 

* Cuenta con una carta internacional con toques mexicanos. 

* La vista desde su terraza, las cavas personalizadas y el servicio de su personal son el distintivo del lugar. 

Hay ocasiones en las que lo único que necesitas es un respiro de la vida cotidiana; momentos en los que deseas salir de la rutina, comer rico, disfrutar de un buen drink y ‘enfiestar’ con las mejores vistas. Afortunadamente, podrás encontrar un oasis que encaja perfectamente con la descripción anterior, y lo mejor de todo, es que se encuentra a unos pocos kilómetros de la Ciudad de México. Se trata de Piso Cuatro, un nuevo it place que promete convertirse en el punto de encuentro para aquellos fines de semana que deseas gozar de una oferta culinaria de altura en compañía de extraordinarias opciones de mixología. 

Ubicado entre las montañas de Zona Esmeralda, Piso Cuatro ofrece el mejor escenario para acompañar tus platillos. Desde el momento de tu llegada, te maravillarás con su arquitectura interior, en donde elementos como vegetación, madera, luces cálidas en la barra y mesas de concreto adornadas por una vajilla escogida especialmente para cada platillo, otorgan una personalidad única al espacio.

Su cocina abierta te permitirá probar cada bocado de tus alimentos con la confianza de que están siendo preparados bajo los estándares más altos de limpieza y calidad, mientras que espacios como sus cavas permiten a los comensales más fieles resguardar las botellas de su preferencia, para hacer de cada visita un recuerdo inolvidable. 

Si eres fanático de los mariscos y el queso, no te puedes ir sin probar las ‘Almejas mantequilla a la Parmesana’. Se trata del plato de la casa, elaborado con frescas almejas traídas directo desde Ensenada, con base cremosa y gratinadas con parmesano para terminarse con aceite de perejil y polvo de cebolla tatemada para darle un acento distintivo.  

Comentarios