EL SEPTIMO ARTE: Sofía Loren

0
668

Sofia Villani Scicolone (Roma, Reino de Italia, 20 de septiembre de 1934), conocida con el nombre artístico de Sophia Loren, es una actriz italiana ganadora de diversos premios internacionales, entre ellos dos premios Óscar —uno de ellos honorífico—1​ y un premio BAFTA; asimismo, ha sido candidata varias veces a los Globos de Oro.

Su carrera comenzó en 1950, cuando llamó la atención del productor Carlo Ponti, quien más tarde se convirtió en su marido. Desde entonces, Sophia Loren ha actuado en decenas de películas, algunas de ellas aclamadas por la crítica cinematográfica, entre las que destacan las producciones El pistolero de Cheyenne, Dos mujeres —por la cual ganó 22 premios, entre ellos su primer Óscar— y El Cid.

Es una de las actrices más destacadas de la segunda mitad del siglo XX y considerada como una de las grandes estrellas del cine. En 1999, el American Film Institute la declaró como una de las intérpretes más importantes de todos los tiempos y una de las últimas leyendas supervivientes del cine clásico de Hollywood y la única actriz viva de la selecta lista del American Film Institute.

Loren participó en varios concursos de belleza obteniendo los títulos de Princesa del Mar en 1949, Sirena del Adriático en 1950 y Señorita Elegancia en el certamen de Miss Italia de 1950. A los 15 años y medio de edad, se presentó como candidata a Miss Roma, concurso del que Carlo Ponti, un productor de películas de 37 años, era jurado.

Sophia quedó segunda, pero ese día conquistó a su gran amor. «¿Por qué no viene a verme mañana a mi despacho?», le preguntó el productor.Inició su carrera de actriz a comienzos de los años 1950 como actriz de fotonovelas semanales (fotoromanzi), acreditada como Sofia Villani o Sofia Lazzaro.

Su formación actoral se inició en Nápoles y posteriormente obtuvo pequeños papeles en películas italianas. En esos tiempos, actuó como figurante junto con su madre en la superproducción de Hollywood Quo Vadis, que se rodó en Roma.La carrera de Sophia empezó a despegar cuando conoció, en 1954, a Vittorio De Sica y a Marcello Mastroianni. Al igual que Claudia Cardinale, Gina Lollobrigida y Lucía Bosé, fue incluida en el grupo de bellezas italianas que aunaban picardía y emociones en las películas más amables del neorrealismo italiano.

En cierta manera, Sophia era el reverso de Anna Magnani, considerada menos bella y más emocional.

En la segunda mitad de los años 1950, Sophia ya era popular en Hollywood al haber representado personajes principales femeninos en trabajos con Frank Sinatra y Cary Grant. La actriz firmó un contrato por cinco películas con los Estudios Paramount.

Entre sus trabajos de esta época están: Deseo bajo los olmos (Desire Under the Elms, con Anthony Perkins), Orgullo y pasión (con Cary Grant y Frank Sinatra), Houseboat (nuevamente con Cary Grant) y Heller in Pink Tights (El pistolero de Cheyenne, 1960), junto a Anthony Quinn y bajo la dirección de George Cukor. En esos años rodó también con otros directores tan prestigiosos como Jean Negulesco, Carol Reed, Henry Hathaway, Martin Ritt, Sidney Lumet, Michael Curtiz.

Sophia Loren se ganó el respeto de la crítica y el público por su participación en dramas y comedias, especialmente en proyectos italianos, en los que podía hablar su idioma natal y expresarse de manera más libre.

En 1960, su actuación en La ciociara (Dos mujeres), película dirigida por Vittorio de Sica a partir de un relato de Alberto Moravia, dio un giro a su carrera. En ella encarna a una madre, violada junto con su hija durante la Campaña de Italia (1943-45).

Ganó 22 premios de interpretación, entre ellos los más prestigiosos: los de mejor actriz en los festivales de Cannes, Berlín y Venecia, así como el premio Óscar.

Fue la primera persona que lo ganaba con una actuación en un idioma que no era el inglés.A partir de la década de 1960, trabajó representando personajes históricos y en películas rodadas en coproducción, como El Cid de Anthony Mann (en la que encarnó a Doña Jimena), La caída del imperio romano, La condesa de Hong Kong (con Marlon Brando, dirigida por Charles Chaplin), la adaptación del musical El hombre de La Mancha (con Peter O’Toole) y El puente de Cassandra.

También hay que citar la película de intriga Arabesque (con Gregory Peck), Lady L (con Paul Newman) y otros trabajos con Clark Gable, Peter Sellers, John Wayne, William Holden y George Sanders, entre otros.De todas formas, la aportación más valiosa de Sophia Loren radica en las películas rodadas en su lengua natal, como Matrimonio a la italiana (1964), de Vittorio de Sica, y Una giornata particolare (1977), de Ettore Scola, ambas con Marcello Mastroianni.

@BCh

Comentarios