Crisóstomo. El burrito más querido

0
743

A ver… Hace hambre, estás hasta el cogote del calor e ir a comer a casa es muy complicado ¿y de hacerlo en algún restaurante? ¡Ni pensarlo! Gente, meseros, tiempo en pedir, tiempo en que te lleven los platillos… ¡Pasaron ya más de 30 minutos! Además no es domingo para ir a degustar algún rico menú con toda calma en compañía de la familia o los amigos, repito: no hay tiempo; así que a buscar una buena opción que sea nutritiva, bien servida y sobre todo ¡exquisita!
¿Hamburguesas? Naaa, no me apetece, ¿hot wings? ¡En lo absoluto! Debo regresar al trabajo y llegar con los dedos pringados de chile no me hace la menor gracia, imagínense si el jefe me saluda de mano ¿y yo con los dedos como si hubiera batido una salsa a toda velocidad con mis dedos? Ni pensarlo. Mmm… ¿Y si mejor me como un burrito…? ¡Perfecto! ¡Me voy a Crisóstomo! Son, sin temor a equivocaciones los mejores de la ciudad, del estado, de la República, así que por consecuencia, los mejores de todo el mundo.
Remontémonos a la historia del nacimiento de este manjar muy de Juárez.


Casi a final de la década de los 70 se llamaban Burrito de Oro y desde ese entonces pisaron bien y derecho, sus ventas diarias eran de 150 burritos llegando gracias a su higiene y extraordinario sazón ¡hasta los 1500 en fines de semana! Pero la historia tiene más aristas llenas de anécdotas y buena vibra. Con el tiempo adquirió la familia un terreno en la Vicente Guerrero, trabajaron de sol a sol para establecer un local con todas las
comodidades y con el mejor producto. Fue un 13 de septiembre, día de San Crisóstomo, cuando inauguraron el negocio, así que ya se podrán imaginar de dónde viene el nombre de estos exquisitos burritos.

8 sucursales en Juárez y 3 en El paso, conforman este conglomerado de Crisóstomo, así que ¿dónde ir a comer burritos? Ya no es pretexto, hay uno muy cerca de donde usted se mueva. Pues bien este su buen amigo se despide mientras checa la carta…
¿Me comeré uno de barbacoa, chicharrón guisado, huevo con machaca, lengua, chile relleno, picadillo, mole…? ¡16 opciones! Me comeré dos, uno de mole y otro de… barbacoa. Y me voy a llevar 6 para cenar en casa con mi familia ¡pues qué caray!
¿Ya fue? ¿Aún no los visita? (Cosa que dudo mucho). ¡Pues regrese y lléguele a los burritos y disfrute de un sabor tradicional, casero y muy, pero muy sabroso…! ¡Buen provecho!

Comentarios