10 maneras en las que podrías morir dormido

0
237

10 maneras en las que podrías morir dormido

Apnea central del sueño.

Una de las maneras por las que podrías morir dormido sería por sufrir apnea central del sueño. ¿Qué es? La apnea central del sueño es, de acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, un trastorno en el que la respiración se detiene y vuelve a comenzar de forma repetida durante el sueño y se da cuando el cerebro no envía las señales correctas a los músculos que regulan la respiración. Entre los principales factores de riesgo de la apnea central del sueño están la edad, pues es más frecuente en personas mayores de 65 años o de la tercera edad, ser hombre, tener trastornos cardíacos, accidentes cerebrovascular, tumor cerebral, tomar medicamentos opiáceos.

Ataque cardíaco.

Es una de las principales causas por las que se puede morir dormido. El ataque cardíaco se da cuando se bloquea el flujo de la sangre hacia el corazón, por lo regular como consecuencia de acumulación de grasa, colesterol y otro tipo de sustancias causando una placa en las arterias. Algunos de los síntomas son opresión en el pecho, náuseas, dolor abdominal, sudor frío, dificultad para respirar, mareos o fatiga.

Ataque cardíaco de Widowmaker.

Este tipo de ataque cardíaco en potencialmente peligroso, ocurre en la arteria descendente anterior izquierda, misma que proporciona sangre y oxígeno a todo el frente del corazón, comprendiendo un área más grande de suministro en comparación con otras arterias coronarias. En la mayoría de los casos no da señales de alerta previas.

Envenenamiento.

El envenenamiento implica consumir cualquier sustancia tóxica para el cuerpo y puede ser una de las terribles maneras por las que podrías morir dormido. Los efectos del envenenamiento dependen de la sustancia y la dosis. Algunas sustancias causantes de envenenamiento son productos de limpieza del hogar, repelentes de insectos, plomo, alimentos en mal estado, entre otras .

Síndrome de muerte súbita inesperada.

La muerte por el síndrome de muerte súbita inesperada se da por una actividad cardíaca irregular al dormir. El corazón puede estar trabajando con normalidad y de manera súbita e inesperada sufrir fibrilación ventricular para finalmente detenerse.

Ahogamiento.

Parece un extracto de una película de terror, pero es real. Una de las maneras en las que podrías morir dormido es el ahogamiento. ¿La razón? Una producción excesiva de saliva que resulta incontrolable. Cuando los pulmones se llenan de líquido, dejan de funcionar de manera adecuada y provoca dificultad para respirar.

Aneurisma cerebral.

La aneurisma cerebral causa crecimientos de los vasos sanguíneos del cerebro, causando acumulación de sangre e inflamación. Y se posiciona como una de las principales maneras en las que podrías morir mientras duermes.

Apnea obstructiva del sueño.

De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, la apnea obstructiva del sueño es un trastorno del sueño potencialmente grave. Provoca que la respiración se detenga y se reanude repetidamente durante el sueño. Existen varios tipos de apnea del sueño, pero la más común es justamente la apnea obstructiva del sueño. Se da cuando los músculos de la garganta se relajan intermitentemente y bloquean las vías respiratorias durante el sueño. Una señal de alerta de apnea obstructiva del sueño es el ronquido.

Enterovirus D68.

Este virus poco común puede causar enfermedades respiratorias graves. Una vez que el virus se apodera del cuerpo provoca fiebre, dolor de garganta, tos, dolor abdominal, entre otros síntomas. En los casos severos puede causar dificultad para respirar al dormir y la muerte.

Comentarios